Home » Tienda » Cómo elegir el delantal adecuado para ti

Cómo elegir el delantal adecuado para ti

chica con delantal

Trabajar en la cocina puede ser un poco sucio, sobre todo cuando preparas la comida. Incluso si se trata de un cocinero aficionado, salpicar algo de salsa en tu uniforme o traje no debe hacerte entrar en pánico, a menos que pienses volver a usar otro uniforme o traje más adelante.

Por eso los delantales se crearon con este mismo propósito: para mantener tu ropa limpia mientras cocinas.

El tipo de delantal que elijas depende de lo que necesites para protegerte, pero también hay otros factores a tener en cuenta. A continuación te daremos algunos consejos sobre cómo elegir el mejor delantal para tus necesidades.

Apariencia

Los delantales de trabajo tienen diferentes formas y tamaños, pero suelen dividirse en dos categorías: el delantal de cintura y el delantal de pecho.

Los delantales de cintura suelen ser más cortos, llegando a las rodillas o más abajo, pero tienen cuerdas para atarlos firmemente a la cintura, de modo que no se deslicen o se muevan mientras trabajas en otra cosa. Los delantales de pecho suelen ser más largos, ya que necesitan cubrir el resto de tu cuerpo. Suelen sujetarse con tirantes, pero también pueden tener cordones para atarlos a la cintura.

Funcionalidad

Los delantales de cocina no sólo te protegen de las salpicaduras y los derrames, sino que también mantienen tu ropa limpia cuando terminas de cocinar o lavar los platos. Debes elegir un tipo de delantal que se adapte a tus necesidades: uno que se pueda lavar y secar fácilmente o uno que no necesites lavar y secar después de cada uso.

Algunos delantales ya están tratados con una fórmula antimanchas, que los hace impermeables. Estos delantales protegerán tu ropa tanto de los líquidos como de las manchas, para que no .

También hay otros tipos de delantales que no te protegen de los líquidos, sino que protegen tu ropa de las manchas. Los hay de diferentes materiales y diseños, para que puedas elegir el que más te convenga.

Durabilidad

Quizá te preguntes si los delantales protegen la ropa de trabajo del agua y los alimentos manchas, pero también están hechos con materiales resistentes que pueden durar mucho tiempo.

Los delantales suelen estar hechos de algodón o poliéster, que son materiales ligeros que no se rasgan fácilmente. La mayoría de las veces, los delantales tienen correas ajustables para que puedas adaptarlos a tus necesidades. También pueden venir con bonitos diseños y colores para que combinen con tu ropa de trabajo.

La mayoría de los tejidos también tienen un sistema de clasificación para la durabilidad y la resistencia al agua, por lo que no tienes que preocuparte de que se dañen o se manchen fácilmente.

#4. Precio

Los delantales de trabajo no son muy caros, así que puedes comprar el que más te convenga sin arruinarte. Aun así, debes tener en cuenta que los delantales más baratos pueden no ser la mejor opción si te gusta cocinar a menudo y no quieres seguir sustituyéndolos.

Si vas a comprar un delantal barato, asegúrate de que está hecho de algodón de buena calidad para que siga siendo duradero incluso después de varios lavados. También puedes elegir otros más caros con patrones o diseños más bonitos que duren sin desgastarse.

Otros factores

Hay delantales de diferentes estilos y diseños que se adaptan a todas las necesidades, pero hay algunas otras cosas que debes tener en cuenta antes de hacer tu elección. Puedes elegir entre el delantal de cintura ajustable, que suele estar hecho de dos grandes piezas de tela que pueden atarse a la cintura o sujetarse con tirantes, y el delantal con peto, que suele estar formado por una o dos piezas de tela que cubren toda la parte delantera.

Otra cosa que debes tener en cuenta son los bolsillos. Algunos delantales no tienen bolsillos o son muy pequeños, mientras que otros pueden tener varios bolsillos grandes para llevar todos tus utensilios y herramientas de cocina con facilidad.

La longitud del delantal también es importante. Hay delantales más cortos, que no te protegerán de los derrames o las salpicaduras, pero pueden lavarse fácilmente después de cada uso. Los delantales cortos también son estupendos para trabajos sucios que no requieren proteger tu ropa, porque no llegan hasta el suelo como los más largos.

Los delantales más largos por otro lado, mantendrán tu ropa seca y limpia de derrames y salpicaduras. También pueden usarse en tu casa para proteger tu ropa mientras haces las tareas.

chica con delantal

Tipos de tejido

Hay varios tipos de materiales con los que se pueden fabricar los delantales, pero el algodón es siempre una buena opción porque es barato y duradero.

Los delantales de algodón están disponibles en muchos colores y diseños, así que puedes elegir el que vaya con el tema de tu cocina o hacer un buen regalo para alguien a quien le guste cocinar. También son fáciles de lavar y secar, lo que los hace perfectos para las personas ocupadas que no tienen tiempo de lavar la ropa después de cada uso.

Los delantales de poliéster también son una gran opción, ya que están disponibles en muchos colores y diseños. La mayoría de los delantales de poliéster son lavables a máquina, por lo que no tienes que preocuparte de las manchas o de que se enreden con tus otras prendas. También son ligeros y elásticos, lo que hace que sean más fáciles de llevar durante largos periodos de tiempo sin sentirse incómodo o cansado.

Por otro lado hay delantales de pinaza, que están hechos de una sola pieza grande de tela que cubre la parte delantera y la trasera. No tienen lazos ni tirantes, pero pueden asegurarse con un lazo en la espalda para que se ajusten perfectamente a la mayoría de las mujeres.

Usos adicionales

Los delantales no sólo los utilizan los profesionales que pasan la mayor parte del tiempo preparando deliciosos platos para sus clientes. Los delantales son muy prácticos y pueden utilizarse de muchas maneras, así que puedes considerar la posibilidad de comprar uno para ti o para alguien a quien le guste cocinar.

Los delantales pueden usarse como delantales de trabajo para proteger tu ropa mientras cocinas o haces las tareas de la casa, pero también son estupendos como delantales de jardinería porque proporcionan una cobertura total y pueden utilizarse cuando se trabaja en el jardín sin que se dañen.

Otras personas pueden utilizar delantales para hacer manualidades, para proteger su ropa mientras pintan o pegan cosas, pero también puedes hacer uno tú mismo con un trozo de tela lisa si no quieres gastar dinero en un delantal que no vas a utilizar mucho.

Tanto si quieres proteger tu ropa de manchas o derrames, como si quieres hacerte un regalo o necesitas algo para llevar tus utensilios de cocina, una media funcionará perfectamente. Puedes comprar una online si sabes el tamaño y el color que quieres, pero si te gusta hacer cosas a mano hay patrones e instrucciones disponibles en Internet para hacerte un delantal.

Los delantales protegen tu ropa y hacen que cocinar sea más fácil y divertido, así que deberías considerar la posibilidad de comprar uno que se adapte perfectamente a tus necesidades. Tanto si quieres algo sencillo como colorido, con muchos bolsillos o sólo con una presilla en la espalda, hay delantales hechos de diferentes materiales que te mantendrán protegida y con un aspecto elegante durante tus sesiones de cocina.

No olvides compartir este artículo con tus amigos si te han gustado los consejos.

Gracias por leer.